¿Qué son los grupos de presión?

sistemas contra incendios madrid

¿Qué son los grupos de presión?

Como expertos en sistemas contra incendios en Madrid, queremos aprovechar este post del blog para explicar qué son los grupos de presión, una parte muy importante en los sistemas de protección activa, el germen del sistema.

Los grupos de presión se encargan de impulsar el agua mediante un sistema de bombeo hacia el resto de instalaciones de protección contra incendios. Si fallan, esto repercutirá en el testo del sistema. Por eso es clave dejar su instalación en manos de auténticos profesionales que aunen experiencia y calidad. 

Conocidos también como grupos de bombeo, son un sistema de impulsión de agua que protege a los edificios de eventuales incendios. Lo hacen suministrando un caudal de agua u otros líquidos a determinada presión. Pueden ser bies, hidrantes o rociadores entre otros. 

Expertos en el desarrollo de proyectos PCI

En Power Extin somos expertos, entre otras cosas, en el desarrollo de proyectos de instalaciones PCI. Nuestro equipo de ingenieros desarrolla proyectos para cubrir todas las necesidades en materia de incendios y en línea con las normativas vigentes. Lo primero es analizar las instalaciones del cliente para constatar cuáles son las necesidades de cada edificio. Una vez supervisado y analizado, es el momento de elegir el sistema más óptimo de instalación.

Variedad de sistemas de protección

Además de confiarnos la instalación de grupos de presión, puedes acudir a nosotros para comprar todo tipo de extintores y señalizaciones contra incendios. Porque ofrecemos tantos servicios de venta e instalación de sistemas PCI, como de mantenimiento y control del estado de las instalaciones. Es igual de importante instalar un sistema de protección adecuado como acometer labores de mantenimiento.

Los sistemas de protección contra incendios son sistemas que se instalan con el único objetivo de proteger un edificio en caso de incendio. También son conocidos con las siglas PCI. Pueden ser de dos tipos:

  1. Sistemas de protección pasivos: evitan que un fuego se produzca y, si se desencadena, evitan su propagación. 
  1. Sistemas de protección activa: se utilizan cuando el fuego ya se ha producido. Es decir, no evitan que aparezca, sino que se encargan de extinguirlo. 
No Comments

Post A Comment