Oxígeno medicinal: el gas estrella de los hospitales

Oxígeno medicinal: el gas estrella de los hospitales

Óxido nitroso, vacío, aire medicinal, nitrógeno… La lista de gases y sus combinaciones en el campo de la medicina es mucho más larga. No obstante, como expertos en la instalación de gases medicinales, en este post detallamos las cualidades y usos que se le da al oxígeno, un elemento esencial para el organismo que, además, es el gas más utilizado y de mayor relevancia en los centros médicos y hospitales de todo el mundo. ¡Empezamos!

Propiedades del oxígeno

El oxígeno es un gas incoloro, inodoro, no inflamable e insípido, pero de carácter comburente. Por tanto, puede facilitar la combustión espontánea, así que a la hora de manejarlo para la formación de otros compuestos, habremos de llevar especial cuidado. 

Sin embargo, el oxígeno resulta imprescindible para la formación de otros compuestos que forman reacciones exotérmicas (es decir, que desprende energía, como luz o calor). 

¿Qué es el oxígeno medicinal y para qué se utiliza?

Cuando hablamos de oxígeno medicinal, nos estamos refiriendo a un gas para inhalación que se envasa en botellas a presión. En cuanto a su uso, se emplea para multitud de tratamientos, como la corrección de falta de oxígeno para pacientes que lo precisan (ya sea a presión normal o elevada), para alimentar los respiradores en el ámbito de la anestesia y la reanimación, o como nebulizador en los medicamentos inhaladores.

¿Cómo se suministra el oxígeno en los centros hospitalarios? 

En la mayoría de los hospitales y centros médicos, el oxígeno medicinal se suministra del mismo modo que el aire medicinal o el protóxido de nitrógeno. Este es el recorrido: 

  • Generalmente, dentro de la instalación de gases medicinales, el punto de salida es la central de suministro, tanque criogénico o red de suministro primaria.  
  • A continuación se distribuye por las unidades de hospitalización o puntos de uso mediante diferentes canales, ya sean condutos de cobre, reguladores de presión o caudalímetros. 
  • En definitiva, el oxígeno circula por tuberías, de modo que las instalaciones han de cuidarse rigurosamente. No olvidemos que se trata de canales por los que circulan los medicamentos que se acabarán administrando a los pacientes. 

Los caudalímetros, manorreductores o reguladores de vacío son solo algunas de las herramientas de administración de gases que ayudan a los profesionales sanitarios a desempeñar su importante labor sanadora. Desde Power Extin, S.L., también contribuimos en este sentido, ofreciendo un servicio integral y cumpliendo con los más altos estándares de calidad, dentro del marco normativo UNE, en el diseño e instalación de gases medicinales

No Comments

Post A Comment